GRIEGC | El aeródromo de Vidreres (Girona)
6585
post-template-default,single,single-post,postid-6585,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El aeródromo de Vidreres (Girona)

El aeródromo de Vidreres (Girona)

AUTOR DEL ARTÍCULO: LA SELVA 1936 (Joan García)

Como en otros lugares de Cataluña durante la Guerra Civil, en el término municipal de Vidreres (Girona) se construyó un aeródromo importante, con la misión de vigilar y proteger la costa de la provincia de Girona ante las incursiones de aviones enemigos. El aeródromo fue nombrado como el 313, correspondiente a la 3ª Región Aérea, 1r Sector, número 3, y más tarde llamado 313E como aeródromo eventual (E). Se encontraba situado al sudeste de la población, junto a la carretera de Lloret, amplio y con forma de L y diseñado por el teniente Víctor Gasull, que también diseñó el aeródromo de Celrà y Puigcerdà.

Situación del aeródromo de Vidreres

Situación del aeródromo de Vidreres

Las obras de la construcción del aeródromo se iniciaron durante la primavera de 1937 y fue necesario enrunar la masía de Can Puig y desviar el curso de agua de las rieras de los Pinos, la acequia de Can Canyet y el Rec Clar, aunque que las obras de modificación del Rec Clar nunca fueron terminadas (si las de Can Canyet y de Els Pins). Para la creación de las pistas se cortaron árboles, arrancar sembrados y allanar los campos de cultivo con mucha mano de obra de Vidreres y poblaciones cercanas; incluso se utilizaron tractores y maquinaria para allanar el terreno. De las dos pistas, la más grande estaba situada de Este a Oeste y era de 1.250 metros, mientras que la otra estava orientada de Noreste a Suroeste de 1.000 metres. Estaba projectado hacer más grande la pista del Noreste, però no se llegó a completar la desviación completa del Rec Clar.

Situación de las pistas

Situación de las pistas

El aeródromo también contó con diferentes edificaciones que fueron habilitadas por su personal y por los propios aviadores, siendo éstas las siguientes:

– Can Morat. Residió el aparejador Víctor Gasull, oficial que dirigió las obras del campo.

– Can Xiberta. Casa situada en la calle Orient (actual Centro de Adultos y donde se encuentra una pequeña exposición sobre el aeródromo) que fue destinada como alojamiento de oficiales y suboficiales.

Can Xiberta

Can Xiberta

– Mas de Can Batllosera. Destinado a puesto de mando, contaba con un refugio antiaéreo en el patio de la casa, con dos entradas hechas de hormigón armado ya una profundidad de unos 4 metros. Era el mayor refugio del aeródromo destinado para los soldados, trabajadores y vecinos del campo de aviación, donde se podían refugiar hasta 120 personas en su interior.

Refugio de Can Batllosera

Refugio de Can Batllosera

Además, se construyeron 4 refugios para la población, aparte de todas las zanjas y refugios personales que se construyeron en terrenos cercanos al aeródromo.

En cambio, el aeródromo de Vidreres no contaba con hangares ni polvorines como tal, así que se construyeron unas zanjas o trincheras dentro de un bosque de pinos junto a las pistas, donde se guardaban las bombas y los bidones de gasolina apilados en las diferentes trincheras, separadas unas de otras más de 20 metros de distancia. Este bosque también se utilizó como hangar, tanto para esconder los camiones de puesta en marcha de los aviones, para ocultar algún que otro avión, o según relatan, reparar un Katiuska.

Trincheras para alojar la gasolina

Trincheras para alojar la gasolina

Al parecer, el aeródromo quedó terminado a principios de 1938, aunque en diferentes documentos encontramos indicios de que a finales de 1937 el aeródromo ya estaba casi operativo. Así por ejemplo, en agosto de 1937 en unas cartas de un vecino de Lloret de Mar, se describían la avanzadas que estaban las obras del aeródromo; mientras que el 22 de octubre de 1937, en el informe de operaciones de la Escuadra de cazas número 11, hacen un reconocimiento de los aeródromos de la zona y ya hablan del aeródromo de Vidreres como si ya estuviera finalizado.

En cuanto a otras instalaciones vinculadas al aeródromo de Vidreres, cabe decir que en la población vecina de Santa Coloma de Farners se instalaron los depósitos centrales de intendencia de la 3ª Región Aérea y un taller central para el arma de aviación. Por las noches transportaban gasolina desde la frontera francesa a Figueres, para después ser llevados en camiones o en tren a las estaciones de Caldes de Malavella y Sils, debido a la proximidad de los servicios de intendencia de Santa Coloma de Farners y los aeródromos de Vidreres y Cassà de la Selva. Según algunos informes del SIFNE, a menos de 6 kilómetros de Vidreres, en un bosque cercano a Sils, se creó un depósito muy grande de gasolina para ambos aeródromos.

Mapa del aeródromo de Vidreres

Mapa del aeródromo de Vidreres

Sobre el papel del aeródromo de Vidreres, en marzo de 1938 se convirtió en la base de la 2ª Escuadrilla del Grupo 30 de Bombarderos de las Fuerzas Aéreas de la República Española (FARE). De hecho, el día 29 de marzo de 1938 aterrizaron en el aeródromo de Vidreres 12 bombarderos Natacha de la 2ª Escuadrilla del Grupo 30 de Bombarderos Natacha procedentes de Almodóvar del Campo (Ciudad Real) bajo el mando del capitán José Sánchez Calvo, y compuesta por 17 pilotos, 6 observadores y 13 bombarderos. El Grupo 30 de bombarderos estaba estructurado en 4 escuadrillas y formado por los Polikarpov RZ conocidos como Natacha y fue formado en junio de 1937. En cuanto a los aparatos, los Natacha eran aviones biplanos en tren de aterrizaje fijo y biplaza, con una gran capacidad de carga (400 kg de bombas), una ametralladora frontal sincronizada, y una ametralladora ShKAS en la cabina trasera.

 

FUENTES DOCUMENTALES :

Archivos:

Archivo General Militar de Ávila

Archivo Histórico del Exército del Aire

Archivo General de la Marina don Álvaro de Bazán

Arxiu Comarcal de La Selva

Servei d’Arxiu Municipal de Lloret de Mar

Arxiu Nacional de Catalunya

CRAI Pavelló de la República

Ufficio Storico dell’Aeronautica Militare

 

Bibliografía:

Rec Clar, número 11

Rec Clar, número 47

Rec Clar, número 50

GESALÍ, David (coord) Aeròdroms Republicans de Girona (1936-1939) Atac i defensa de la rereguarda. Editorial Gorbs. 2017.