GRIEGC | Las fortificaciones del Tozal de las Aguaderas de Castejón del Puente (Huesca)
5095
single,single-post,postid-5095,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las fortificaciones del Tozal de las Aguaderas de Castejón del Puente (Huesca)

Trinchera

Las fortificaciones del Tozal de las Aguaderas de Castejón del Puente (Huesca)

El Tozal de las Aguaderas en Castejón del Puente (Huesca), cuenta a día de hoy con impresionante complejo defensivo visitable, de los mejor conservados que se encuentran en Aragón. La posición se recuperó en gran parte en 2006 a través del programa Amarga Memoria, aunque el proyecto se abandonó hasta hace tres años, en los que otra vez se han ido llevando a cabo proyectos de mejora y de mantenimiento de las fortificaciones.

Castejón del Puente contó durante la Guerra Civil con posiciones defensivas muy importantes, pertenecientes todas ellas a la Línea fortificada del Cinca; una línea que empezó a construirse a finales de agosto de 1936 y se prolongó hasta principios de 1938. Dicha línea fortificada fue la más importante que construyeron los republicanos en Aragón, extendiéndose a lo largo de 180 km, desde Boltaña (Huesca), hasta Horta de Sant Joan (Tarragona).

Las fortificaciones de Castejón del Puente pertenecían al sector de Monzón, y estaban divididas en tres posiciones diferentes: Lomas de Monzón (la más importante de todas con 8 nidos de ametralladoras, una batería de artillería de 155 mm, dos secciones de artilleria, 20 refugios, más de 2 km de trincheras, etc…); Loma nº1 (Tozal de las Aguaderas) y Loma nº2 (posición más pequeña que las anteriores). En total, eran posiciones para 2.500 hombres, con caminos cubiertos para comunicación de unas trincheras a otras, pues todas estaban dispuestas en las laderas de las lomas, contando además con 3 kilómetros de pistas de acceso.

El objetivo principal de todas estas fortificaciones era impedir el transito por la carretera de Barbastro a Monzón y el ramal de vía férrea que iba de Selgua a Monzón. Al mismo tiempo, también pretendía batir por retaguardia la orilla derecha del Cinca, cruzando fuegos con las posiciones de Fonz.

En octubre de 1937, la posición defensiva de la Loma nº1 (Tozal de las Aguaderas), estaba finalizada, presentando las siguientes características:

  • Loma nº1. Tozal de las Aguaderas
  • Infantería

– Caminos o zanjas de unión: 33 metros de camino o zanjas de unión de trincheras y observatorios sin cubrir.

– Trincheras: Trinchera que bordeaba todo el tozal.

– Nidos de ametralladoras: Dos nidos de ametralladoras dobles con casamatas blindadas consistiendo el blindaje en paredes de ladrillo de 0,60 metros y cubierta con carriles separados 0,30 metros y 0,80 metros de grueso del hormigón. Un nido sencillo de ametralladoras con el mismo blindaje.

– Refugios. Dos refugios para ametralladoras en forma circular de 3 metros de diámetro blindado con 1 metro de hormigón y 2 metros de roca. Un refugio blindado de 9,80 x1,40 metros combinado con otro refugio de 16 x 1,05 metros con capacidad para 100 hombres con iguales gruesos que los anteriores.

  • Artillería.

– Observatorio: Un observatorio blindado unido con la trinchera.