GRIEGC | Las fortificaciones de la Línea del Cinca en Ballobar
4436
single,single-post,postid-4436,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las fortificaciones de la Línea del Cinca en Ballobar

IMG_20200210_115241

Las fortificaciones de la Línea del Cinca en Ballobar

Siguiendo con otras entradas realizadas en este blog sobre diferentes municipios aragoneses que estaban integrados en la Línea fortificada del Cinca, el municipio de Ballobar en la comarca del Bajo Cinca, fue también uno más que contó con diferentes posiciones defensivas.

En el caso concreto de Ballobar, cabe destacar que las fortificaciones se complementaban con la posición también conocida como Alcolea-Ontiñena-Chalamera, comprendida toda como un centro de resistencia. De hecho, el macizo que formaba el extremo Sur del Sector de Monzón, tenía por objeto cerrar el paso de las tropas enemigas que pudieran venir a la línea del Cinca por las cuencas de las rieras Clamor y por el valle del río Alcanadre, que eran líneas posibles de invasión desde la Sierra de Alcubierre y desde la comarca de Huesca.

Observatorio

Observatorio

Sobre las posiciones defensivas que se construyeron en Ballobar, existen varias fuentes que pueden esclarercer este asunto. Así pues, y según una Memoria presentada por el propio ejército republicano a finales de enero de 1937  se decía que “en Ballobar se construye un camino que tendrá unos 5.000 metros de longitud para ir desde el pueblo a la posición, que constará de una batería de campaña, dos nidos de ametralladoras y trincheras para 200 hombres con sus abrigos correspondientes para personal[1].

La Memoria también ampliaba información sobre Ballobar, afirmando que “en Ballobar se junta el río Alcanadre al Cinca, y la posición que se está construyendo servirá de apoyo a la de Chalamera que es el vértice del triángulo defensivo Alcolea–Chalamera-Ontiñena[2].

Por otro lado, en un informe-resumen de las fortificaciones de la Línea del Cinca referente a la artillería, se seguía englobando a la posición de Ballobar en el sector de Fraga. De hecho se decía en dicho informe que las carreteras de acceso del avance enemigo concurrían sobre los puentes del Cinca en Albalate y Fraga; encontrándose la línea defensiva en este sector toda en la margen derecha del Cinca, existiendo en ella los núcleos defensivos del triángulo Chalamera-Ontiñena-Alcolea; de Fraga; el de flanqueo de Mequinenza y el de Almatret.

Respecto a la artillería de este sector, se dividía en dos grupos, la agrupación artillera propia de Fraga y la agrupación artillera de Alcolea. Ésta última, la Agrupación Alcolea, estaba formada por tres secciones blindadas de 75 mm de defensa inmediata en Chalamera-Ontiñena-Alcolea y dos baterías de apoyo de 75 mm y 105 mm en Alcolea y Chalamera. Como batería de enlace existía un emplazamiento de 105 mm en Albalate que cruzaba sus fuegos con la batería de Alfántega del sector de Monzón; además de exisitir una sección de 105 mm en La Forza (Ballobar); y otra batería de 75 mm en Valdragas (Ballobar) que cruzaba sus fuegos con la batería de Velilla de la agrupación de Fraga. El municionamiento de estas baterías se hacía por las carreteras y pistas a retagurdia que concurrían en el puente de Albalate de Cinca y un puente que se debía  construir en Ballobar.

Blockhaus

Por otro lado, gracias a otra documentación sabemos las obras de las posiciones defensivas que se estaban llevando a cabo a finales del mes de abril de 1937 en Ballobar[3].

Según esta información, durante el mes de abril y según hace referencia a las posiciones para la infantería, se habían construído varios nidos de ametralladoras. Así pues, existía un nido de ametralladoras doble, (Tipo Fraga) en la Ermita, de 4,80 x 3,60 x 2,50 metros con paredes de hormigón armado de un grueso mínimo de 0,30 metros. El blindaje del techo estaba realizado con carriles, constando con armadura de redondo con un grueso mínimo de 0,40 metros las paredes interiores y con banqueta de fábrica de ladrillo. A finales de abril de 1937 se encontraba el nido con la solera y la armadura colocada y a punto de hormigonar.

En Las Hechiceras existía otro nido de ametralladoras doble (Tipo Fraga), con la solera y la armadura colocada; y flanqueado por 45 metros de trinchera revestida de mampostería y 20 metros de camino cubierto, todo ello ya finalizado

En cambio, aún quedaba por finalizar un nido de ametralladoras doble (Tipo Fraga) de características similares en Ovejares, ya que solamente estaba con la excavación mitad realizada; así como el nido de ametralladoras situado en La Forza, que contaba también este último con las trincheras a mitad de construcción.

Respecto a la artillería, existían sobre el papel dos secciones. Una de ellas, para dos piezas de 105 mm estaba situada en La Forza y a finales de abril faltaba hormigonar y cubrirla con tierras una de las piezas; mientras que en la otra pieza faltaba 0,20 metros para terminar de hormigonar la cubierta. En esta posición existía un polvorin al que solamente le faltaban los armarios para terminarlo y se estaba construyendo un camino de 3 metros de ancho para la posición artillera.

La otra sección de artillería, para dos piezas de 75 mm estaba situada en Valdragas aunque en estas fechas aún no se había empezado a construirla. En cambio si que se había construido una pista de 600 metros para llegar a la posición.

Después de esta descripción sobre el estado en que se encontraban las fortificaciones de Ballobar a día 30 de abril de 1937, faltaba por terminar una sección de artillería de 75 mm en Valdragas, refugios con polvorín para dos módulos de fuegos, trincheras que la defendieran, nidos de ametralladoras y tres observatorios.

Polvorín

Polvorín

Por último, otra documentación nos refiere todas las posiciones que existían en Ballobar en octubre de 1937 y su estado constructivo en esas fechas[4]. Así pues, existían las siguientes fortificaciones:

  • En la Ermita de San Juan existían 37 metros lineales con escape en roca y muro de mampostería; 10 metros lineales de camino cubierto revestido con mampostería y un nido de ametralladoras doble blindado con hormigón.
  • En Hechizeras también había otro nido de ametralladoras doble blindado de hormigón, 45 metros lineales de trincheras con escape de muro de mampostería y 20 metros lineales de camino cubierto.
  • En La Forza un nido doble de ametralladoras blindado con hormigón y 40 metros lineales de trinchera revestida de mampostería en seco.
  • En Potetas, un nido doble de ametralladoras blindado de hormigón, 50 metros lineales de trinchera y 40 metros lineales de camino cubierto.
  • En Los Ovejares, un nido doble de ametralladora blindado con hormigón, 40 metros de trinchera, y 20 metros de trinchera, estando éste último en construcción.

Referente a la artillería, se decía que se había construido una sección de 105 mm con puntería directa, siendo todo el emplazamiento blindado con hormigón. Dicho emplazamiento tenía varios abrigos, ya construidos y capaces para contener el personal, así como dos módulos de fuego. Una de las bocas era de 17x2x2 metros y un través de 20x2x2,50 metros. También contaba con un polvorín para dos módulos de fuego y una pista de acceso de 7 kilómetros que conducía a Ballobar, aunque aun faltaba por construir el observatorio, faltándole la cubierta.

Para finalizar, cabe decir que todas estas posiciones defensivas no cumplieron el objetivo con el cual fueron diseñadas debido al rápido avance del ejército del bando sublevado a finales de marzo de 1938.

Posición Ermita

[1] AGMAV, C.581. Cp. 6. Doc. 1 /1-29.

[2] AGMAV, C.581. Cp. 6. Doc. 1 /1-29.

[3] Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo (Archivo CNT).

[4] AGMAV. C.2451, Cp.7 Doc.1-44.