GRIEGC | El Hundimiento del vapor Manuel por el crucero Canarias (Roses, Girona, 11/11/1936)
4097
single,single-post,postid-4097,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El Hundimiento del vapor Manuel por el crucero Canarias (Roses, Girona, 11/11/1936)

Manuel

El Hundimiento del vapor Manuel por el crucero Canarias (Roses, Girona, 11/11/1936)

El crucero Canarias adquirió una fama muy importante durante la Guerra Civil, especialmente en la costa catalana, donde fue temido en todas las poblaciones litorales, sobre todo a partir del bombardeo naval que realizó en la localidad de Roses el 30 de octubre de 1936. Precisamente en esta población y poco después de realizar este bombardeo naval, llevó a cabo otra operación, en este caso contra el tráfico marítimo, consiguiendo el hundimiento del vapor Manuel. La acción fue precedida por el que fue el primer bombardeo que tuvo que sufrir la ciudad de Barcelona durante la Guerra Civil, un bombardeo naval realizado el 10 de noviembre de 1936 por parte precisamente del crucero Canarias, aunque sin prácticamente consecuencias.

Vista de Roses

Vista de Roses

Crucero <em>Canarias</em>

Crucero Canarias

Así por tanto y una vez realizado el citado ataque sobre la capital catalana, el Canarias se alejó de Barcelona continuando con su navegación durante la noche del 10 al 11 de noviembre, donde llegó a cruzarse con un crucero italiano. A las 06:00 horas del día 11 de noviembre, a los propios tripulantes del Canarias recibieron la orden de extremar la vigilancia, ya que iban a la captura de un buque mercante. Durante todo el día, el crucero es pasó ocupado en esta faena, encontrándose a las 20:30 horas en el golfo de Roses; y solamente media hora más tarde, fue tocada a bordo la señal de zafarrancho de combate. El Canarias es encontraba con las luces apagadas, a la entrada del golfo y al acecho de un buque mercante que se acercaba con las luces reglamentarias encendidas, inconsciente del peligro que corría en aquellos momentos; y que es acabó situando a tan solo unos 200 metros de el crucero franquista. El Canarias lo sorprend por detrás, enfocándolo con un reflector, pudiendo leer desde el crucero el nombre del barco entrando al golfo: Manuel-Valencia. El Manuel, propiedad de la familia de navieros valencianos Illueca, había estado intervenido en los turbulentos inicios del conflicto por la CNT de Valencia y cubría regularmente la línea Alicante-Valencia-Seta-Marsella, transportando barriles de vino hacia Francia. En éste viaje iba de Marsella a Tarragona llevando, según los documentos oficiales, comestibles destinados al frente de Madrid, aunque entre la tripulación existía la sospecha de que los «víveres» que proclamaba el manifiesto de carga era en realidad material de guerra.

Vapor <em>Manuel</em>

Vapor Manuel

Volviendo a la acción del Canarias, una vez reconocido el barco, el comandante del crucero alertó por megafonía al barco mercante que parara sus máquinas y lo desalojara, ya que en cinco minutos sería hundido. Pero el Manuel por su parte no contestó a las exigencias del Canarias, que en vistas de las circunstancias, le lanzó un disparo. Seguidamente y después de ésta seria advertencia, el Manuel aceptó las órdenes del crucero, pero una avería momentánea en el reflector del Canarias hizo que éste se apagara; momento que aprovechó el Manuel para intentar huir. De hecho, el Manuel sólo tenía dos opciones: intentar refugiarse en Roses o encallar para intentar salvar el cargamento. El Canarias encendió otra vez el reflector una vez resuelta la pequeña avería, y con los cañones de 120 mm empezó a disparar sobre el Manuel, provocándole numerosos impactos en la línea de flotación. El pequeño barco mercante, aunque se fue escorando, también intentó ganar la costa como fuera, pero el Canarias le empezó a abrir fuego con los ametralladoras de 40 mm: la número 1 disparó contra el puente del Manuel y la número 3 contra los escotillas, provocando la muerte de todos aquellos tripulantes que intentaban salir.

El reflector por su parte fue desviado de manera momentánea para reconocer la zona; pero cuando otra vez volvió a girar para enfocar al Manuel, ya no se podía ver el barco y solo se observaba un gran círculo de agua que se iba ampliando y unos cuantos objetos flotantes. El reflector del crucero continuó enfocando el mar en busca de supervivientes, pero solo pudo vislumbrar un pequeño bote con solo cinco o seis hombres en busca de la costa de Roses. Éstos además de tener que soportar el ametrallamiento desde el Canarias, también tuvieron que sufrir el ametrallamiento por parte del milicianos de Roses, que los confundieron con un pelotón de desembarco enemigo. Al día siguiente el mar retornó varios de los cadáveres de las víctimas, recogidos por el Mercedes, la barca de pesca de Dr. Pujol, el médico de Roses, incautada por los milicianos. En total el Canarias efectuó 15 disparos, y durante el cañoneo pudo observar cómo se apagaba el faro del Cabo de Creus y otro situado a la derecha del golfo de Roses.

Vapor <em>Manuel</em>

Vapor Manuel

Ficha Técnica1

  • Nombre: Manuel
  • Nombres anteriores: Gobelas / Bizkor / Beatrice / Annie Thérèse / Cyclop
  • Nombre como es conocido: Manuel Ramos, Vapor de en tierra
  • Actividad: Mercante
  • Tipo de barco: vapor
  • Material de construcción: hierro
  • Fecha de botadura: 1873
  • Astillero: Reiherst Schiffswerft und Maschinenfabrik A.B.T. Brandenburg, Hamburgo (Alemania) Eslora: 74,61 metros
  • Manga: 9,60 metros
  • Puntal: 5,51 metros
  • Tonelaje: 976 toneladas
  • Propulsión: mecánica
  • Bandera / Puerto de matrícula: española / Valencia
  • Armador o propietario: Sucesores Viuda de E. Illueca
  • Capitán: Mariano Bengoetxea
  • Tripulación / Número de víctimas: 21/16
  • Carga: véase texto
  • Lugar del naufragio: al este de punta Falconera
  • Fecha del naufragio: 11-11-1936
  • Causa del naufragio: artillería naval
  • Profundidad: ~ 100 metros
Vapor <em>Manuel</em>

Vapor Manuel

1Archivo Municipal de Roses