GRIEGC | Las Fortificaciones de la Línea del Cinca en Chalamera
3944
single,single-post,postid-3944,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las Fortificaciones de la Línea del Cinca en Chalamera

IMG_20200804_093750

Las Fortificaciones de la Línea del Cinca en Chalamera

En diferentes entradas a este blog hemos hecho mención a las fortificaciones de la Línea del Cinca, tanto en su conjunto como a las posiciones que se construyeron en determinados municipios. En este caso es el turno de la localidad de Chalamera, un municipio de la província de Huesca situado en la comarca del Bajo Cinca (capital Fraga), que cuenta actualmente con 111 habitantes, aunque en 1930 contaba con una población total de 364 habitantes.

Entrando ya en materia, la posición de Chalamera correspondía al sector de Monzón dentro de la Línea Fortificada del Cinca. Como bien hemos comentado en otras entradas, el inicio de esta línea fortificada se inició a finales de agosto de 1936, pero las obras de fortificación no iban más al norte de Estada. Sin embargo, y petición del coronel Villalba, que tenía su cuartel general en Barbastro, se decidió también seguir fortificando más hacia el norte, siendo el límite Boltaña; inciándose las obras en este nuevo sector, denominado Sector Boltaña en noviembre de 1936. Hay constancia que en general, se trabajó en las posiciones de la Línea Fortificada del Cinca hasta finales de 1937; e incluso en algunas posiciones, como es el caso de Albalate de Cinca, también se trabajó en enero de 1938.

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

En el caso concreto de Chalamera, cabe destacar que las fortificaciones estaban comprendidas dentro de la posición también conocida como Alcolea-Ontiñena-Chalamera, comprendida toda como un centro de resistencia. De hecho, el macizo que formaba el extremo Sur del Sector de Monzón, tenía por objeto cerrar el paso de las tropas enemigas que pudieran venir a la línea del Cinca por las cuencas de las rieras Clamor y por el valle del río Alcanadre, que eran líneas posibles de invasión desde la Sierra de Alcubierre y desde la comarca de Huesca.

Mapa de la Línea del Cinca Sector Alcolea-Chalamera

Mapa de la Línea del Cinca Sector Alcolea-Chalamera

Sobre las posiciones defensivas que se construyeron en Chalamera, existen varias fuentes que pueden esclarercer este asunto. Así pues, y según una Memoria presentada por el propio ejército republicano a finales de enero de 1937  se decía que “en el cerro de Chalamera se colocan emplazamientos para cuatro piezas de campaña, que baten la cuenca del Alcanadre y también la del Cinca, para prevenir un posible ataque de flanco, si el enemigo se infiltrara entre las posiciones de Alcolea y Ontiñena. Los atrincheramientos son capaces para 300 hombres y cuatro ametralladoras[1].

La Memoria también ampliaba información sobre Alcolea y Ontiñena, que al fin y al cabo, las contaba como una sola posición, en el sentido que “en el espolón que hay al oeste de Alcolea, dominando todo el valle de las rieras Clamor, se instala una batería de 105 mm con atrincheramientos para 100 hombres y cuatro ametralladoras. Al norte de Ontiñena y dominando el valle del río Alcanadre, por el que discurre la carretera de Sariñena a Mequinenza y Fraga se sitúa un emplazamiento para dos piezas de 75 mm. También se instalan atrincheramientos para 400 hombres y cuatro ametralladoras con sus abrigos y repuestos. Enlazando los 3 emplazamientos de Artillería y a distancias de 1,000 y 1,500 metros van instalados nidos para dos ametralladoras y trincheras para 40 hombres, estas pequeñas posiciones, llegan al numero de 14. los caminos de accesos para todas estas posiciones tienen una longitud total de mas de cinco kilómetros[2].

Por otro lado, según un oficial inglés, que visitó todas las fortificaciones de la Línea del Cinca en la primavera de 1937, comentaba en un informe sobre este sector que “al lado del río Alcanadre hay una buena carretera que viene de Sariñena, pasando por el histórico pueblo de Villanueva de Sigena. Para evitar el acceso del enemigo al Cinca por esta importante vía se han construido tres posiciones, cada una con emplazamiento de batería de 105. Una esta al oeste de Alcolea al sur de la carretera; otra en la colina que domina toda la valle del Alcanadre desde el pueblo de Chalamera; y la tercera en la meseta encima de Ontiñena; pueblo situado en la orilla S. del Alcanadre. Además de la batería cada una de esas posiciones tiene trincheras capaces para contener mil hombres; sus abrigos, refugios y varios nidos de ametralladoras[3].

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

Por estas mismas fechas aproximadamente, en un informe-resumen de las fortificaciones de la Línea del Cinca referente a la artillería, englobaba a las posiciones a tanto de Chalamera como de Alcolea en el sector de Fraga. De hecho se decía en dicho informe que las carreteras de acceso del avance enemigo concurrían sobre  los puentes del Cinca en Albalate y Fraga; encontrándose la línea defensiva en este sector toda en la margen derecha del Cinca, existiendo en ella los núcleos defensivos del triángulo Chalamera-Ontiñena-Alcolea, de Fraga, el de flanqueo de Mequinenza y el de Almatret.

Respecto a la artillería de este sector, se dividía en dos grupos, la agrupación artillera propia de Fraga y la agrupación artillera de Alcolea. Ésta última, la Agrupación Alcolea, estaba formada por tres secciones blindadas de 75 mm de defensa inmediata en Chalamera-Ontiñena-Alcolea y dos baterías de apoyo de 75 mm y 105 mm en Alcolea y Chalamera. Como batería de enlace existía un emplazamiento de 105 mm en Albalate que cruzaba sus fuegos con la batería de Alfántega del sector de Monzón; además de exisitir una sección de 105 mm en La Forza (Ballobar); y otra batería de 75 mm en Valldragas (Ballobar) que cruzaba sus fuegos con la batería de Velilla de la agrupación de Fraga. El municionamiento de estas baterías se hacía por las carreteras y pistas a retagurdia que concurrían en el puente de Albalate y un puente que se debía  construir en Ballobar.

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

Por otro lado, gracias a otra documentación sabemos las obras de las posiciones defensivas que se estaban llevando a cabo a finales del mes de abril de 1937 en Chalamera[4].

Según esta información, durante el mes de abril y según hace referencia a las posiciones para la infantería, se habían construído un total de 1.035 metros de trincheras a la que hacía falta hacer la barma; además de dos nidos de ametralladoras, los dos de tipo Monzón. A uno de ellos le faltaba por terminar la cubierta; mientras que el otro tenía en esa fecha construido las paredes de mampostería hasta la altura de las aspilleras.

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

En cuanto a los refugios existían un total de seis, todos con dos galerías de 4 x 0,85 metros y una galería de unión de 6 x 1,80 metros con una altura de 1,80 metros. De los seis refugios había dos que tenían la galería de unión y parte de las bocas blindadas de ladrillo y hormigón, estando la excavación de todos ellos terminadas. Además se estaba empezando por esas fechas otro refugio con dos bocas de 1 x 1,80 x 8 metros de longitud aproximadamente, con una galería de unión de 20x2x2,50 metros.

Referente a la artillería existía un emplazamiento para una sección de 75 mm construída con muros de mampostería y hormigón, faltándole 0,40 metros de hormigonado para terminar la cubierta, que iba blindada con carriles y hormigón; encontrándose el polvorín totalmente finalizado.

Tal y como estaban concebidas las obras en Chalamera, faltaba para terminar las obras tal un observatorio y dos nidos dobles de ametralladoras tipo Fraga.

Posiciones defensivas de Chalamera

Posiciones defensivas de Chalamera

 

 

Por último, otra documentación nos refiere todas las posiciones que existían en Chalamera en octubre de 1937 y su estado constructivo[5]. Así pues se decía que existían 1.035 metros de trinchera construídos y dos nidos de ametralladoras dobles blindados con hormigón (todo ello finalizado si nos atenemos a la documentación referida en el mes de abril de 1937 mencionada anteriormente). En cambio en cuanto a los refugios se decía que existían seis; dos de ellos finalizados y los otros cuatro en construcción. Los dos refugios finalizados contaban con dos galerías de entrada de 4 x 0,85 metros y una galería de unión de 6 x1,80 metros; con una altura común de 1,80 metros, y blindados con ladrillos y hormigón. En el camino descendente y orientado al Cinca se encontraba un refugio en construcción cuya sección era de 2,50 x 2 metros y una longitud de 35 metros. Como se puede apreciar, en este caso respecto a lo citado en el mes de abril, se había expandido en 15 metros el refugio que se encontraba en construcción orientado al Cinca, mientras que de los seis refugios mencionados, se habían finalizado dos de ellos pero se seguía trabajando en los otros cuatro.

Referente a la artillería, se decía que se había construido una sección de 75 mm con muros de mampostería y hormigón y techos de hormigón blindado con carriles. No se hacía mención al polvorín, el cual ya se encontraba finalizado en abril de 1937, pero si en cambio se decía que existía una pista totalmente construida de 1.200 metros y se habían reparado 800 metros de caminos.

Entrada a un refugio

Entrada a un refugio

Nido de ametralladoras de Chalamera

Nido de ametralladoras de Chalamera

Para finalizar, cabe decir que todas estas posiciones defensivas no cumplieron el objetivo con el cual fueron diseñadas debido al rápido avance del ejército del bando sublevado a finales de marzo de 1938. Si que es necesario mencionar que en Chalamera se llevó a cabo una ligera resistencia por parte de las tropas republicanas pero poco pudieron hacer ante la superioridad de su rival. En líneas generales por lo tanto, todas estas construcciones defensivas supusieron un elevado coste económico y humano que realizó el bando republicano sin que sirviera para su objetivo de resistencia.

Polvorín

Polvorín

Polvorín

Polvorín

[1] AGMAV, C.581. Cp. 6. Doc. 1 /1-29.

[2] AGMAV, C.581. Cp. 6. Doc. 1 /1-29.

[3] AGMAV, C. 2451.Doc.1-96.

[4] Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo (Archivo CNT).

[5] AGMAV. C.2451, Cp.7 Doc.1-44.