GRIEGC | Las fortificaciones de Calonge
3491
single,single-post,postid-3491,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las fortificaciones de Calonge

IMG_20191017_113149

Las fortificaciones de Calonge

Por la situación estratégica que tenía la población de Calonge, formando parte de lo que se conocía como la bahía de Palamós, y del mismo modo que el resto de poblaciones catalanas costeras, Calonge también fortificó su litoral ante un hipotético desembarco de tropas franquistas y ante las diferentes amenazas navales que podían llevarse a cabo.

De hecho, la vigilancia y defensa de la costa fue completada sobre todo con la construcción de pequeñas posiciones defensivas en todo aquel lugar susceptible de sufrir un desembarco de tropas franquistas a lo largo de todo el litoral catalán, destacando entre ellas las trincheras y los nidos de ametralladora. La construcción de estas posiciones defensivas comenzó a finales de 1936 y tuvo su momento álgido durante el primer semestre de 1937, interviniendo frecuentemente en la construcción la misma población civil, orientada siempre por instructores militares republicanos. Durante la ejecución de estas obras se habilitaron incluso arquitectos con el grado de capitán de ingenieros y aparejadores y peritos industriales como ayudantes de obras militares.

Mapa republicano con las obras de defensa de Calonge

Mapa republicano con las obras de defensa de Calonge

Mapa republicano con las obras de defensa de Calonge y Palamós

Mapa republicano con las obras de defensa de Calonge y Palamós

El sector de Girona fue el único de los tres sectores de la costa catalana (los otros dos eran los sectores de Barcelona y Tarragona) que llegó a contar con dos líneas de fortificaciones; la primera, conocida como línea avanzada estaba situada en la misma costa; mientras que la segunda, conocida como línea de sostén, estaba situada a unos 600-1.500 metros de la primera línea. De hecho y según un informe republicano de fortificaciones de la costa de Girona de abril de 1937, sobre el sector Palamós-Calonge, se decía que las fortificaciones de este sector había sido quizás uno del más estudiado debido a las diferentes posibilidades de desembarco y penetración hacia el interior por los valles de Calonge y Palamós; teniendo su intersección en el punto denominado el Collet, situado entre la carretera y el mar. En cuanto a la posición avanzada, ésta estaba constituida por diez nidos de ametralladoras y una trinchera distribuidos por las diferentes playas que se encontraban entre La Fosca y Cap Roig. Por su parte, la posición de resistencia la constituían tres puntos de apoyo situados en la cota 44 al sur del camino de Palamós en Vall-llobrega, alturas al norte de Calonge y Palet (cota 145); unos puntos de apoyo que tenían destacados sus correspondientes elementos de resistencia. Según el citado informe, en abril de 1937, las fortificaciones de la zona comprendida entre Palamós, Vall-Llobregat, Calonge y Llevantí de Mar eran las siguientes:

  • Nido de ametralladoras de Vall-llobrega, que se encontraba finalizado y consistía en tres nidos de troncos con trinchera cubierta.
  • Nido de ametralladoras del Figueral, próximo a finalizarse con tres nidos de troncos y trinchera cubierta.
  • Nido de ametralladoras del Mas Gorgoll, también próximo a finalizarse y construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras del Castillo, que se estaba reformando totalmente y constaba de dos nidos de troncos y trinchera.
  • Nido de ametralladoras de San Esteban, que también se tenía que reformar totalmente, construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras del Rompeolas, aunque sólo se encontraba excavado, faltándole aún realizar el nido con dos aspilleras y refugio y aspilleras para los tiradores, construido con hormigón y vigas de hierro.
  • Trinchera del Paseo de Mar, que se encontraba finalizada.
  • Nido de ametralladoras del Collet, construido con troncos, aunque debía reformarse totalmente.
  • Nido de ametralladoras de Mas Falet, finalizado y construido con hormigón y troncos.
  • Nido de ametralladoras de San Daniel, que se encontraba excavado faltándole aún realizar los dos nidos de troncos y la trinchera cubierta.
  • Nido de ametralladoras de Mas Oliver, finalizado y construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras de Mas Ribot, también finalizado y construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras de Torre de Calonge, que todavía le faltaba realizar los tres nidos con troncos y la trinchera cubierta.
  • Nido de ametralladoras de la Subida de en Vila, finalizado y construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras del Puig de la Cadira, finalizado y construido con troncos.
  • Nido de ametralladoras de Roca Criadora, que se tenía que reformar totalmente, formado por tres nidos de troncos y trinchera descubierta.
  • Nido de ametralladoras de Torre Valentina, con un nido construido con hormigón en masa, estaba próximo a finalizarse.
  • Dos nidos de ametralladoras en Roques Planes, finalizados y construidos con troncos.
  • Nido de ametralladoras de las Escuelas de Calonge, aunque se habían construido los dos nidos con troncos y trinchera cubierta, aún no estaba finalizado.

Así por tanto, en abril de 1937 Palamós-Calonge contaba con las siguientes defensas: once nidos de ametralladoras finalizados; ocho nidos más en construcción y tres más proyectados; con una batería de costa en construcción (en Palamós). También disponía de 400 metros de trinchera finalizados y otros 80 metros de camino cubierto también construido ya.

Can Cronis

Can Cronis

Nido de ametralladoras de Torre Valentina

Nido de ametralladoras de Torre Valentina

Todas estas posiciones defensivas, construidas para hacer frente a cualquier intento de desembarco de tropas franquistas, finalmente no se utilizaron ya que con la rápida operación terrestre protagonizada por el mismo ejército franquista en Cataluña entre diciembre de 1938 y febrero de 1939, al bando sublevado no le hizo falta realizar ninguna operación anfibia en las costas catalanas. Sine mbargo si que existieron diferentes planes para realizarlos, como fue el caso del 12 de enero de 1939 en las playas de l’Hospitalet de l’Infant, o del 4 de febrero en el Golfet, al norte de Palamós; aunque ninguna de ellas se llevó a cabo.

Trinchera del Puig Cabré

Trinchera del Puig Cabré