GRIEGC | De Columna Macià-Companys a 30ª División del Ejército Popular de la República
2940
single,single-post,postid-2940,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

De Columna Macià-Companys a 30ª División del Ejército Popular de la República

Milicies catalanes oct 36

De Columna Macià-Companys a 30ª División del Ejército Popular de la República

En la primavera de 1937 estaba todo previsto para que la organización del Ejército de Cataluña, creado bajo decreto de la Generalitat de Cataluña el 6 de diciembre de 1936, se convirtiera en Ejército del Este y como no, para que las columnas pasaran a encuadrarse como Brigadas Mixtas del Ejército Popular Republicano. Los famosos Sucesos de Mayo de Barcelona no hicieron más que adelantar este proceso, y así de esta manera, las columnas de milicianos poco a poco fueron militarizándose, pasando a constituir Brigadas Mixtas, la nueva unidad del Ejército Popular de la República. La columna Macià-Companys no fue menos, y tras pasar primero a constituirse como Brigada, el 28 de abril de 1937 pasó a constituirse la 30 División, integrada en el XII Cuerpo de Ejército. Posteriormente y con las diferentes reestructuraciones que realizaría el Ejército republicano, en diciembre del mismo año se agregó al XXII Cuerpo de Ejército, aunque más adelante lo hizo en otros: en el XIII en marzo de 1938; en el XI en abril; en el XVIII en septiembre; y nuevamente en el XI en diciembre de 1938[1].

Al formarse como 30 División estaba formada por las 131 y 132 Brigadas Mixtas, con base de operaciones en Montalbán y continuando dirigida por el coronel Pérez Salas, que contaba además como mando de la unidad con el teniente coronel de infantería Arrando (en febrero de 1938), los comandantes de infantería Alba Rebullida (marzo de 1938) y Felipe Martínez (abril de 1938) y los comisarios Enrique Canturri, y más adelante el comunista Jaume Girabau. El jefe de Estado Mayor era el capitán de infantería Martín López Segarra además de los comandantes de infantería González Gómez y López Martínez, siendo el capitán secretario de la división Jaume Monclús. Por su parte, el jefe del XII Cuerpo de Ejército al que pertenecía la 30 División era el coronel Sánchez Plaza.

Milicias catalanas desfilando en Barcelona en octubre de 1936

Milicias catalanas desfilando en Barcelona en octubre de 1936

HERNÁNDEZ CARDONA, Francesc Xavier, ÍÑIGUEZ, David, La Columna Macià-Companys. 2013.

La 131 Brigada Mixta fue la primera que se creó ese abril de 1937, formada con uno de los antiguos regimientos de la columna, siendo el jefe de la unidad el mayor Andrés Invernón (después posiblemente fue sustituido por el comandante de infantería José Frías González- Nouvelles, con el jefe de Estado Mayor de la Brigada capitán de infantería Nicasio Riera Pou y Benito Montagut Algueró como comisario). El sector que cubría por aquellas fechas de reorganización era el sector de Moyuela de Monforte, estando la Brigada compuesta por cuatro batallones, el 521, al que pertenecía Víctor Torres como comisario político, el 522, 523 y 524, éste último mandado por el comandante Domínguez. Además también se añadía una sección de ametralladoras.

Por su parte la segunda de las unidades fue la 132 Brigada Mixta formada por entonces también con los antiguos integrantes del 2º Regimiento de la División, con sede en Utrillas. Los jefes militares iniciales fueron nuevamente Víctor Torres; el comandante Antoni Blàvia Esquirol (después el comandante de infantería López Gómez y el capitán de infantería Gómez Descalzo, como jefe de Estado Mayor que había sido teniente del regimiento de Almansa núm. 15 de Tarragona). Al mando de cada batallón estaban: el comandante Antonio Cano del 525 batallón; el comandante Soria Gómez del 526; el mayor de milicias Jaume Trulla Vilà del 527; y el antiguo brigada Antonio Cervantes del 528. Como en el anterior caso, también se dotaba a la brigada de una sección de ametralladoras. En esta 132 Brigada Mixta hubo hasta seis oficiales valencianos, un número importante, como el mayor Andrònic Pla, de Castellón de la Plana, antiguo militar reenganchado a filas en diciembre de 1936, y que actuó en ausencia del mayor Blàvia como jefe accidental de la Brigada en algunas ocasiones. Por su parte, otros oficiales fueron José Sanchis Martínez, capitán de zapadores y encargado de la fortificación de las posiciones en el frente; además de los tenientes de infantería Benet Fuster Ballester y Francisco Soler Soler. Por su parte en el 527 Batallón por ejemplo estuvieron los sargentos de infantería José Ferrer Rigual y Antoni Climent Mas. Además, fueron comisarios de esta unidad José Fusimanya y Ramon Farré Gassó, en el momento en el que se hizo responsable de la Brigada Aurelio Soria, antiguo mando del 1er Batallón.

Martín del Río, población donde estuvo la columna Macià-Companys

Martín del Río, población donde estuvo la columna Macià-Companys

Fondo Francesc Boix. Archivo Nacional de Cataluña

Refugios en Martín del Río utilizados por los miembros de la Columna Macià-Companys

Refugios en Martín del Río utilizados por los miembros de la Columna Macià-Companys

Fondo Francesc Boix. Archivo Nacional de Cataluña

Refugios en Martín del Río utilizados por los miembros de la Columna Macià-Companys

Refugios en Martín del Río utilizados por los miembros de la Columna Macià-Companys

Fondo Francesc Boix. Archivo Nacional de Cataluña

En junio se reorganizó de nuevo el Ejército Popular de la República y el día 3 se firmó el decreto de la organización del nuevo Ejército del Este, que comprendía todas las unidades que habían formado el Ejército de Cataluña, o lo que es lo mismo, todas las unidades que habían estado bajo influencia de la Generalitat de Cataluña, incluidas las que luchaban en Aragón. Por su parte, el XII Cuerpo de Ejército (donde formaba parte la 30 División), comprendía a todas las fuerzas que operaban al sur del río Ebro, situando su cuartel general en Alcañiz, e integrado por la 25 y 30 División, manteniéndose la 33 División en reserva. La 30 División se complementó también con una nueva brigada, la 146 Brigada Mixta, pasando a conformarse en una división completa, como el resto de divisiones. Esta nueva brigada estaba formada por voluntarios comunistas catalanes procedentes de diversos batallones de la antigua Columna Carlos Marx, mandada por el militar profesional y comandante Correa Cañedo y teniendo como comisario político a Pedro Suñol Capdevila. Parece ser que la entrada en la división de efectivos comunistas pretendía tener un mejor control de la división, acentuado aun más con la llegada de Girabau, el nuevo comisario para la División y también comunista.

La 30 División también tenía asignada dos baterías de artillería: la 8ª Batería de 105 mm de Montaña comandada por el teniente Medina en Martín del Río; y la 10ª Batería de 105 mm de Montaña comandada por el teniente Compte en Montalbán.

Precisamente a primeros junio, entre los días 2 y 5 de junio, el general Pozas, nuevo mando del creado Ejército del Este visitaba todo el frente aragonés, desde los Pirineos hasta Montalbán junto a Vicente Guarner, formando en órden de parada la 30 División ante el nuevo jefe de todas las unidades en el frente de Aragón.

Fuerzas republicanas en el sector Sur-Ebro

Fuerzas republicanas en el sector Sur-Ebro

La Vanguardia, 6 de enero de 1937

[1]Para la nueva organización de la 30 División ver HERNÁNDEZ CARDONA, Francesc Xavier, ÍÑIGUEZ, David, La Columna Macià-Companys. 2013.