GRIEGC | Las piezas artilleras de 75 mm utilizadas en la defensa de la costa
2451
single,single-post,postid-2451,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Las piezas artilleras de 75 mm utilizadas en la defensa de la costa

Saint Chamond

Las piezas artilleras de 75 mm utilizadas en la defensa de la costa

En 1936, la artillería reglamentaria en España contaba aproximadamente con un total de 1.220 piezas, repartidas de la siguiente manera:

  • 150 piezas de acompañamiento de infantería (cañones Schneider de 70 mm y Arellano de 40 mm).
  • 850 piezas de campaña (cañones Schneider de 75 mm y de 150 mm Krupp, obuses de 105 mm Vickers y de 155 mm Schneider, obuses de montaña de 105 mm Schneider)
  • 16 piezas antiaéreas (Skoda de 76’5 mm).
  • 204 piezas de costa (cañones Vickers de 381 mm, 152’4 mm y 105 mm A.A .; Munaiz-Argüelles de 150 mm y obuses Ordoñez de 240 mm).

En cambio y para el artillado de la costa republicana sobre todo, se utilizaron toda una serie de piezas de diferentes calibres, siendo muchas de ellas no aptas para tal servicio.

Entre las piezas más pequeñas que se utilizaron, de 75 mm, existieron diferentes tipos, desde piezas de tiro rápido hasta piezas de montaña; toda una serie de piezas no aptas para la tarea de defender la costa, al menos no para enfrentarse a los barcos rebeldes. Entre estas piezas de 75 mm actuaron en las costas catalanas el cañón Schneider de Tiro Rápido de Campaña modelo 1906; el cañón de montaña Krupp Acero Tiro Rápido Modelo 1896; el cañón Krupp de Tiro Rápido modelo 1904 y cañón Saint Chamond de Tiro Rápido. Las características de estos tipos de cañones eran similares, siendo el más avanzado el cañón Schneider de Tiro Rápido de Campaña modelo 1906, el único de todos reglamentario en el ejército español en 1936. Estas eran las características de los cuatro cañones:

-) Cañón de 75 mm Schneider de Tiro Rápido de campaña, modelo 1906.

Se compraron 200 piezas de este cañón a iniciativa del Ministro de la Guerra Valeriano Weyler en noviembre de 1905, siendo declarado reglamentario el 16 de marzo de 1906 para dotar de cañones rápidos los regimientos de artillería de campaña. Más tarde fue fabricado bajo licencia Schneider en las fábricas de Trubia y Sevilla. Con las reformas de la República, todos los Regimientos de Artillería Ligera con números impares estuvieron dotados con este material (mientras que los números pares lo estaban con obuses Vickers de 105/22). El cañón, que era de acero-níquel forjado y templado, tenía un alcance de 8.500 metros (aunque con el proyectil rompedor modelo 32 y con espoleta IR podía llegar a tener un alcance de 10.700 metros). Contaba con un sector de tiro de 6º en horizontal y de entre -5º y + 16º en vertical. Su velocidad inicial era de 520 m/s, y podía realizar unos 20 disparos apuntando o 25 disparos sin apuntar. La pieza medía 3,986 metros de longitud y pesaba en batería 1.037 kg.

Cañón de 75 mm Schneider

Cañón de 75 mm Schneider

-) Cañón de 75 mm Montaña Krupp Acero Tiro Rápido Modelo 1896.

Se llegaron adquirir 48 cañones de este tipo en la casa Krupp ante la urgencia que suscitaba la Guerra de Cuba, equiparando con ellos a las tropas que combatían en las Antillas. Una vez finalizada la guerra, este cañón equipó a los regimientos de montaña peninsular, siendo declarada reglamentaria en el ejército español el 1 de marzo de 1897. Más tarde fueron fabricadas algunas unidades en la Fábrica de Artillería de Sevilla, contabilizando en 1908 un total de 12. Este cañón, que era de acero, tenía una excesiva potencia ante la ligereza de su montaje, lo que le hacía muy inestable y reducía considerablemente su cadencia práctica de tiro respecto a la teórica. Durante la Guerra Civil, las únicas piezas de este tipo que se encontraban en la zona republicana estaban en el Parque de Artillería de Barcelona y fueron destinadas a la defensa de la costa. En cuanto a sus características, tenía un alcance de 3.850 metros, con un sector vertical de tiro entre -10º y + 20º. Disparaba un proyectil de 6 kg y la cadencia de disparos por minuto era de 6 a 10 con una velocidad inicial de 275 m/s. El peso en batería de la pieza era de 388 kg.

-) Cañón de 75 mm Krupp de Tiro Rápido modelo 1904.

Hasta 24 piezas de este tipo se compraron a la empresa alemana Krupp según el Real Decreto de 6 de agosto de 1900. De características similares al cañón de montaña Krupp de 75 mm, disparaba un proyectil de 6’5 kg de peso y tenía una velocidad inicial de disparo de 500 m/s con un alcance aproximado de 5.700 metros. Podían ser de este modelo las piezas de una batería que se encontraba emplazada en la Bahía de Roses a mediados de 1937, figurando en una relación de artillería de acompañamiento republicano con la denominación de cañones Krupp 75 modelo 1904.

Cañón de 75 mm Krupp

Cañón de 75 mm Krupp

-) Cañón de 75 mm Saint Chamond de Tiro Rápido.

Este cañón muy probablemente estuvo destinado a la defensa de costas de Cataluña, ya que en 1936 existían piezas de este tipo en el Parque de Artillería de Barcelona; a pesar de que los diferentes informes de las piezas de artillería a veces no aparecía distinción aparte solamente de su calibre. Su origen venía marcado por la necesidad que tenía el ejército español a finales del siglo XIX de adoptar algún material moderno para reemplazar las piezas reglamentarias que habían quedado desfasadas y desgastadas. En 1897, la Comisión de Experiencias de Artillería fijó las características de la pieza deseada, ofreciéndose inmediatamente la casa Saint Chamond a introducir a su modelo las modificaciones precisas para adecuarlos a los requerimientos de la Comisión. De esta manera, se adquirieron 96 cañones de este tipo, parte de los cuales se debían fabricar en la factoría de la sociedad Vickers Son and Maxim en Plasencia de las Armas. Sus características eran muy similares al resto de piezas de 75 mm, con un sector vertical de la pieza entre los -6º y + 17º. Disparaba también un proyectil de 6’5 kgs a una velocidad inicial de 520 m/s, siendo su peso en batería de 988 kg.

Cañón de 75 mm Saint Chamond

Cañón de 75 mm Saint Chamond

 No hace falta decir que todas estas piezas de 75 mm no eran nada aptas para el servicio de defensa de costas, que además poco podían hacer frente a los poderosos cañones de 203 mm con que contaban los cruceros franquistas, como el Canarias o el Baleares.