GRIEGC | Los Batallones de Obras y Fortificaciones
1845
single,single-post,postid-1845,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Los Batallones de Obras y Fortificaciones

Cartel fortificacion

Los Batallones de Obras y Fortificaciones

Fueron muchas las unidades que organizó el Ministerio de la Guerra del Gobierno de la República durante la guerra, la más conocida de ellas la famosa Brigada Mixta, aunque hubo muchas otras menos conocidas y que jugaron un peso específico en diversos aspectos del conflicto. Una de estas nuevas unidades fueron los Batallones de Obras y Fortificaciones, que fueron creados el 6 de abril de 1937 con objeto de dar mayor eficacia y actividad a los trabajos de fortificación.

Tal y como venía reflejado en el Parte Oficial del Ministerio de la Guerra, número 83 del 6 de abril de 1937, se creaban 14 batallones de obras y fortificación que estaban constituidos según la plantilla que se adjuntaba. Dichos batallones debían tener a su cargo las herramientas específicas que se detallaban en documentos adjuntos a éste, siendo distribuido entre las compañías y el Parque de Batallón, como en los mismos se indicaba y siendo facilitados por los Parques de Ingenieros del Ejército.

Personal cavando una trinchera

Personal cavando una trinchera

Respecto al personal que había de ejercer los cargos de jefes y oficiales de los batallones de Obras y Fortificación debían ser nombrados por éste mismo Ministerio, entre el perteneciente a los organismos sindicales con aval favorable, debiendo poseer a ser posible los títulos facultativos que se expresaban con la asimilación que se cita:

  • Teniente coronel: Ingeniero o arquitecto.
  • Mayor: Ingeniero o arquitecto.
  • Capitanes: Ingenieros o ayudantes de ingeniero.
  • Tenientes: Ayudantes de ingenieros topógrafos o aparejador.

Los sargentos debían ser designados entre los capataces de obras que lo solicitasen y que perteneciesen a los sindicatos de la Construcción, siempre suficientemente avalados.

Los cabos y soldados en cambio, debían ser reclutados entre el personal que perteneciendo a los sindicatos de la Construcción, estuvieran comprendidos entre los 28 y 35 años, debidamente avalados. También podían destinarse a estos batallones los individuos de tropa pertenecientes a los reemplazos de los años 1932 al 1936, ambos inclusive, declarados aptos para servicios auxiliares y que previo reconocimiento médico, resultasen útiles para estos trabajos.

Tanto los jefes y oficiales, como el personal de tropa, quedaban sometidos a la disciplina militar, teniendo los mismos derechos y deberes que los de su categoría similar del Ejército mientras durase la campaña. Para todos los efectos, incluso administrativos, eran considerados estos batallones como Cuerpos armados y contaban con un armamento de 60 fusiles, así como su dotación reglamentaria cada uno.

Dichos batallones pasaban a depender del Estado Mayor del Ministerio de la Guerra y directamente de la Inspección General de Ingenieros, así como de inmediato del comandante general de Ingenieros o jefes de los Servicios de dicha rama del sector en que se encontrasen trabajando. En caso de que en un lugar determinado no fueran suficientes las fuerzas de estos batallones para el trabajo a ejecutar, se encontraban los obreros auxiliares necesarios y encuadrados bajo el mando de la oficialidad de dichos batallones, como obreros eventuales por el tiempo preciso, disfrutando de los jornales establecidos en dichas localidades.

Cabe destacar que en las fechas de la creación de estos Batallones, en el Ejército del Centro existían ya 6 batallones de fortificación numerados del 1 al 6. Éstos conservarían su numeración y cambiarían su denominación por la de Batallones de Obras y Fortificación, siguiendo la correlación numerativa hasta el 20, que eran los se creaban según esta disposición.

Asimismo, en la Inspección General de Ingenieros y dependientes de ella se creaba una oficina técnica de Obras y Fortificación, compuesta por:

1 Ingeniero jefe, asimilado a teniente coronel.

2 Ingenieros o arquitectos asimilados a mayores.

2 Ayudantes de Obras públicas, asimilados a capitanes.

2 aparejadores, asimilados a tenientes.

3 Topógrafos, asimilados a tenientes.

2 Delineanetes.

2 Mecanógrafos.

4 coches ligeros.

Esta plantilla se cubriría a medida que las necesidades de la campaña lo exigieran a juicio de la Inspección General de Ingenieros, y el personal tenía que estar en las mismas condiciones que el de los batallones. Por dicha Inspección General de Ingenieros se tenía que dotar a esta oficina del material necesario para su funcionamiento.

Plantilla del Batallón de Obras y Fortificaciones

Plantilla del Batallón de Obras y Fortificaciones

Plantilla del Batallón de Obras y Fortificaciones:

Plana Mayor

Jefes y Oficiales: 1 mayor, 1 capitán que será jefe del Detall; 2 tenientes (uno ayudante, otro pagador-habilitador); 1 teniente médico C.A.S.E.; 1 auxiliar administrativo.

Tropa: 2 cabos (uno para la oficina del Detall, otro para el Parque del batallón) y 10 soldados (1 cocinero, 2 ayudantes de cocina, 3 chóferes y 4 para el Parque del batallón).

2 coches ligeros (uno para el jefe, otro para el pagador)

1 camión (bagajes y oficina).

Una Compañía

Jefes y Oficiales: 1 capitán, 2 tenientes.

C.A.S.E. 1 practicante

Tropa: 5 sargentos (uno secretario compañía); 11 cabos (un furriel, uno escribiente, uno jefe de cocina); 236 soldados.

1 coche (para el capitán).

2 camiones para el transporte de víveres y herramientas.

Tres Compañías más

3 capitanes, 6 tenientes, 3 practicantes del C.A.S.E., 15 sargentos, 33 cabos, 708 soldados, 3 coches y 6 camiones.

En total, el Batallón de Obras y Fortificaciones estaba compuesto por: 1 mayor, 5 capitanes, 10 tenientes, 1 teniente médico, 1 auxiliar administrativo, 4 practicantes, 20 sargentos, 46 cabos, 954 soldados, 6 coches y 9 camiones.

Tags: