GRIEGC | El proyecto de desembarco en l’Hospitalet de l’Infant
1305
single,single-post,postid-1305,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1200,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

El proyecto de desembarco en l’Hospitalet de l’Infant

1

El proyecto de desembarco en l’Hospitalet de l’Infant

Una de las operaciones que se proyectaron durante la Guerra Civil más desconocidas al mismo tiempo que importante por la significación que podía tener fue el proyecto de desembarco de tropas nacionales en las playas de la localidad catalana de l’Hospitalet de l’Infant (Tarragona). Esta fue una operación que existió sólo en el papel ya que no se llevó a la práctica por la rapidez que el ejército nacional avanzaría por tierras catalanas en la llamada Campaña de Cataluña iniciada a finales de diciembre de 1938. La operación de desembarco tenía como objetivo desembarcar cuatro batallones de infantería en la playa de l’Hospitalet de l’Infant para así evitar las magníficas defensas que tenían los republicanos en el llamado Coll de Balaguer, en los términos municipales de Vandellós y l’Hospitalet de l’Infant, cogiendo por detrás a las tropas que guarnecían estas defensas.

Referente a la ejecución de la operación, la idea general de la maniobra era acumular previamente en Palma y en Vinarós a los posibles elementos con que es contaría, concentrándose en Vinarós el día anterior de la operación siempre que 72 horas antes es supiera la fecha del desembarco. Al atardecer del día anterior de la operación se debían de embarcar en motores de pesca 2 batallones completos que remolcados por patrulleros y dragaminas tenían que concentrarse en el sur del Faro de la Banya (encendido con sector visible sólo hacia el sur). Por otra parte, de Sant Carles de la Rápita tenían que salir también cuatro motoveleros con otros 2 batallones y el convoy así formado debía dirigirse con la protección inmediata de los cruceros auxiliares, minadores, cañoneros, patrulleros y lanchas rápidas y la protección lejana de la Flota hacia el punto de desembarco. Como modo disuasorio, estaba proyectado que un grupo independiente de barcos y a título de finta, debía llevar a cabo a las 03:00 horas antes de la madrugada un bombardeo intenso en las proximidades de Vilanova i la Geltrú (40 millas al norte de l’Hospitalet de l’Infant) tomando como objetivo las defensas de fortificación costeras y la misma playa. Posteriormente y a primeras horas de la mañana, se debía llevar a cabo el desembarco del primer escalón con la protección de la aviación propia; más tarde los motores habían de anclar los motoveleros para embarcar los otros 2 batallones que constituían el segundo escalón y trasladarlos a tierra, protegiendo el desembarco por el fuego de las fuerzas de escolta inmediata.

Plano de la operación de desembarco

Plano de la operación de desembarco

Archivo General Militar de Ávila

Para realizar esta operación los nacionales contaban con 40 embarcaciones de pesca encargados de llevar los tropas a las playas de 12 a 20 toneladas de desplazamiento donde cada uno podía transportar en cubierta unos 40 hombres y tenían que ir provistas de planchas para desembarcar que ya es encontraban reunidas en Vinarós y de fácil maniobra. También se contaba con 4 motoveleros de unas 150 toneladas de desplazamiento que podían transportar cada uno unos 400 hombres y 6 candrays, unas embarcaciones destinadas al transporte de sal y con capacidad para 100 hombres por barco. A estas embarcaciones se debía sumar 20 unidades más para dar remolque y convoyar a las embarcaciones de pesca, artillados en general con 1 pieza de 76 mm; mientras que para el soporte directo de la operación es contaba con 3 cañoneros tipo Dato, 3 minadores tipo Júpiter, con los cruceros auxiliares Mar Negro, A. Lázaro y J.J. Sister, haciendo un total de cuatro piezas de 152,4 mm, doce de 120 mm, dieciséis de 100 mm, otros doce de 76 mm y seis de 88 mm. El soporte indirecto debía prestar la División de Cruceros y la Flotilla de Destructores (aunque esta última solo disponía de tres unidades por encontrarse en reparación los destructores Melilla y Velasco) y por último también debía contar con el soporte de 1 buque aljibe y un remolcador.

Las 40 embarcaciones de pesca tenían que repartirse por igual entre Vinarós y Sant Carles de la Rápita mientras que cada embarcación de pesca debía tener como dotación 1 patrón, un motorista con su ayudante y 1 proel y tenían que contar con las planchas para desembarco con toda su maniobra, además de llevar combustible y aceite para 24 horas, amarre de 50 metros para remolque y víveres para 2 días para su dotación. También estas embarcaciones de pesca tenían que ir numerados del número 1 al 40, con los números pintados bien visibles y asignándose los numerales del 1 al 20 en Vinarós y del 21 al 40 en Sant Carles de la Rápita. Con respecto a los 10 patrulleros, estos tenían que ir divididos en dos flotillas de cinco patrulleros llamadas cada una PC y PV. La primera de ellas quedaría concentrada en el puerto de Castellón y destinada a remolcar las embarcaciones de pesca numeradas del 1 al 20 destinados en Vinarós; mientras que la otra Flotilla estaría concentrada en Vinarós y destinada a dar remolque a las embarcaciones de pesca numeradas del 21 al 40 situados en Sant Carles de la Rápita.

Las fuerzas de desembarco estaban compuestas por un Batallón de Infantería que era el que tenía que desembarcar primero y que por estas fechas se estaba finalizando su organización en Vinarós. En esta ciudad también se debía concentrar uno de los Batallones de Infantería que tenía que tomar parte en la operación y en Sant Carles de la Rápita los otros dos. En cada una de las motoras tenía que embarcar una sección de fusiles o ametralladoras; tres motoras a remolque de un patrullero debían llevar una compañía completa mientras que un grupo de 5 patrulleros con 15 motoras a remolque debía conducir un Batallón completo. Los dos batallones que debían constituir el primer escalón irían remolcadas por 10 patrulleros en 30 motoras y además, con cada grupo irían otros 2 patrulleros, remolcando motoras con material y encargado de recoger las que pudieran perder el remolque. Estos dos grupos tenían que ir seguidos por otro grupo formado por 4 motoveleros donde irían embarcados los dos Batallones que constituían el segundo escalón de desembarque y todo el conjunto tenía que ir escoltado por cruceros auxiliares, minadores, cañoneros, patrulleros y lanchas rápidas .

Sobre el desembarco éste debía realizarse en la playa norte de l’Hospitalet de l’Infant al romper el alba, neutralizando el fuego de las baterías de costa mientras que también se tenía que batir con fuego continuo y cercano los nidos de ametralladora conocidos y cualquier otro punto de resistencia. Por otra parte, si la operación fracasaba, la Instrucción de Operaciones también prevenía el reembarque de los soldados aunque ya informaba que esta acción no era muy probable ya que las barcas cargadas con las tropas no podían arrancar de la playa por si mismas.

Finalmente y como se ha dicho anteriormente al inicio, a pesar de la preparación de la operación, ésta se tuvo que cancelar debido al rápido avance que realizaron las tropas franquistas por Cataluña.

Proyecto de operación de desembarco

Proyecto de operación de desembarco

Archivo General Militar de Ávila